Las Guacamayas

Tziscao, naturaleza en todo su esplendor.

lunes, 10 de marzo de 2008


A 53 kilómetros de Comitán se encuentra la laguna Tziscao, naturaleza en todo su esplendor, enclavada en la zona protegida del Parque Nacional Lagunas de Montebello, en el municipio de La Trinitaria.

Es una laguna de colores, que mide a lo largo casi 4 mil metros, de ancho mil 500 y con profundidades de hasta 70 metros, según nuestro guía.

Es una laguna mágica.

Basta mirarla para perderse en ella.

A lo lejos parece brillar, como un espejo; en medio ofrece un tinte añil y más cerca tonos verdes.

Parece, pues, un espejo multicolor, reflejando el cielo en un lado, los árboles, cerros y peñascos en otro.

La vegetación a su alrededor sigue creciendo, embelleciéndola cada vez.

Árboles de pino la acompañan a lo largo, de ciprés a lo ancho, y una gran variedad arbolaria entre unos y otros terminan la decoración del ambiente.

El Sol se convierte en un factor decorativo al mandar sus rayos ahí para darle algún matiz y brindarle un cálido recibimiento al paseante.

Según el visitante camine en un sentido u otro podrá ir descubriendo que esta laguna es no sólo bella, sino también coqueta.

Algunos patos nadan de un lado a otro, trazando líneas rectas mientras avanzan, buscando algún alimento, mientras la cámara insiste en su incesante clickear.

Un narcisista cerro asoma su rostro y se queda ahí, pasmado ante tanta belleza, y aunque mi cámara le sorprende en su autocontemplación no se inmuta, sigue, sigue mirándose a través de la laguna, también bella, aunque quizá ambos se miren entre sí, extasiados.

A la escena entra un blanco volumen de aire que se hace visible a lo alto, conteniendo una cantidad de minúsculas gotitas de agua o cristales de hielo. Pasan en ringlera, en doble fila.

Éstas también asoman su rostro a la laguna y se detienen un poco, también a contemplarse en la luna de abajo.

De pronto las imágenes se truecan en mito, imaginación o leyenda.

Un cerro enseña unos ojos feos, de miedo, grandes colmillos blancos y amenazantes, y una nariz achatada, también fea.

Aparece en medio del cielo y el lago, como un monstruo enorme, cruzado el centro de su cráneo por una flecha larga, enorme.

Decido entonces caminar hacia el sur, donde otro paseante encantado contempla el cielo del lago, y unas nubes corriendo en la misma dirección, en ambos planos.

Erick Morales López, un joven guía, se acerca a mostrarme la Isla de la Tortuga, la Isla Bola y la Isla Escondida, que embellecen más el panorama.

"En la Isla de la Tortuga hicieron ya un comercial con el actor Lorenzo Lamas, para una compañía licorera; utilizó dos balsas, hizo unas formas de karate, se tiró un clavado y dijo haber distinguido una manta al fondo de la laguna", relata.

Carpas de por lo menos 12 kilogramos, mojarras, sardinas, truchas y tilapias sí ha de haber encontrado en la bella laguna.


LAGUNA INTERNACIONAL...

Dejamos esta vista para caminar sobre el puente construido por los mayas, hace cientos de años, quienes dividieron con una chinampa la gran laguna de Tziscao, encima de la cual construyeron este paso, justo donde el nivel del agua bajaba y se hacía un estrecho.

Lo que encontramos de pronto es otra bella laguna, azul o verde, no se sabe, quizá de ambos colores.

Se llama así porque, precisamente, es partida en dos por una línea divisoria que dictaminó la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Guatemala.

Es una laguna con cuerpo de mojarra, cortada en dos por unas boyas, a pesar de las cuales sigue siendo bella.

Entonces decidimos caminar sobre la misma línea divisoria, unas veces siendo mexicanos en su propio territorio, otras como ilegales en Guatemala, y unas más con ambas situaciones migratorias.

Mi cámara, entonces, comienza a girar hacia uno y otro lado, atraída por ambas lagunas, igualmente locas.

Así aparece a la vista la famosa Isla de la Tortuga, con figura de reptil y caparazón, nadando hacia el sur, lentamente.


Mientras nosotros decidimos bajar para ir a nadar en la Playa Escondida, disfrutar brevemente de un paseo en kayak, practicar el tiro al blanco, y finalmente comer chinculguajes.

RECORRIDO EN LANCHA para llegar a LAS PALMAS (Municipio de Acapetagua) -1_2-